El investigador y defensor de nuestra cultura, Alberto Medina, impartió una interesante conferencia en la que habló sobre el origen de la raza blanca.  La disertación de carácter informal tomó lugar en el centro cultural Casa Ruth Hernández ubicado en el casco del pueblo de Río Piedras. En su explicación, Medina detalló como los grandes pensadores del siglo 16, y mucho más atrás en la historia, con Cornelio Tácito en el siglo I, es que se va moldeando lo que es el concepto de la raza.

DSC02552[1]
Alberto Medina, a la izquierda, tomó un testimonio de YouTube de Sharon Vázquez Martínez referente a la lucha antirracista (al centro). Los acompaña Mara Clemente, mantenedora de este blog.
En un principio, explica Medina, se establecieron razas o clases tales como: sangre azul, noble, nórdica y judía. Más adelante hacia el siglo 16 surge el desarrollo y el montaje de la raza blanca debido a la injerencia de mal llamados intelectuales como Boulainvillers, Charles Louis de Secundot Baron de Montesquieu, y Voltaire.  Medina explica el trasbastidor de la educación formal de cada uno de estos llamados pensadores llegando a la conclusión de que el concepto de las razas surge sin fundamento ni estudio alguno.  Un ejemplo de esto es Francois Bernier (1620-1688) y Carlos Linneo.  Bernier propone rasgos distintivos de la raza.  Él aseguraba que podía descifrar la procedencia de las personas por sus características físicas.  Bernier, explica Medina, fue de bachillerato a tesis doctoral aprobada en menos de un año.  “El curso relámpago era de 90 días, Bernier lo hizo en 109 días”, dijo Medina para enfatizar en las limitaciones de Bernier como pensador.  Para rematar al hecho de su pobre educación fraudulenta, Bernier era egresado de la Universidad de Harderwijk donde en una semana obtuvo su doctorado.

Medina deja establecido que estas mentalidades limitadas son las que crean la idea de clasificar a la humanidad en cinco o seis razas: 1) Fernos 2) Americanos 3) Asiáticos 4) Europeos 5) Africanos, y una sexta raza que incluyó la categoría de monstruos como hydras y dragones. Este concepto inicial de razas se le atribuye a Carlos Linneo o Linnaeus.  Las referencias más inmediatas no detallan que Linnaeus separara una categoría para los monstruos porque, según Medina “eso hubiese sido demasiado de aceptar de parte de uno que los pensadores de la época adoraban como a un dios”.  Linnaeus ubica al hombre feral (fernos) bajo la categoría de los cuadrúpedos.  La abarcadora conferencia entró en varios detalles y videos que complementaban la tesis de Medina, de que es hora que se hable de la farsa que es la raza blanca.  Y que en definitiva la raza blanca es una fabricación para favorecer o dar hegemonía a determinados sectores a nivel mundial.  Así como ocurre con las vacunas, no hay fundamento científico ni lógico que lleve a la división de la especie humana en razas a nivel de subespecie.  Medina le atribuye esta creación de las razas a un error de juicio por parte de Linnaeus. No se discutió en el taller la posibilidad de que Linnaeus se inventara o diera fuerza al concepto de las razas siguiendo una agenda de tono imperialista o colonialista.

Uno de los tres videos que presentaron en esta charla fue el de Sharon Martínez.  La joven yaucana gana adeptos educando al público sobre el error de referirse al pelo natural y rizo como pelo malo.  Puedes ver el video de Sharon aquí.

Volviendo al tema de Linnaeus, Medina también arrojó dudas sobre la originalidad de su concepto de razas.  Explica Medina que en el 1596 los hermanos Carpar y Johann Bauhin habrían desarrollado el sistema binomial Phytopinax. “Carlos tenía que haber tenido conocimiento de que ya existía este sistema binomial porque nombró a una especie de ave en honor a los hermanos Bauhin”, explicó Alberto Medina ante la atenta concurrencia, entre quienes se encontraban la hermana del licenciado Ebenecer López Ruyol, y otros distinguidos participantes de la Corporación Piñones se Integra (COPI), quienes, durante la sesión de preguntas, parecieron subrayar la “realidad” de que la raza blanca es el ideal a seguir, por encima del racismo.

Medina explicó además cómo Linnaeus le atribuyó no solo color, sino rasgos de personalidad a cada una de las razas creadas. Así, los americanos son rojos y coléricos, los asiáticos son amarillos y melancólicos, los europeos son blancos y sanguíneos, y los africanos son negros y flemáticos.  Los coléricos y sanguíneos, personalidades dominantes, se adjudican a los americanos y europeos, en fin blancos.  Mientras que las personalidades más dóciles, melancólicos y sanguíneos, se adjudican a los no blancos (asiáticos y africanos).  “La verdad es que todos somos color café, más o menos. Nos enseñaron que los blancos son inteligentes, ricos, bellos y sabios”, detalló el investigador.

DSC02550[1]
El activista Pablo “Zulu” Ferrer también estuvo a cargo de la organización de esta conferencia llevada a cabo en la casa cultural Ruth Hernández en Río Piedras
Entre los muchos puntos interesantes que incluyó Alberto Medina en su presentación, se destacó el hecho del gobierno racista de los Estados Unidos documentado como tal desde sus inicios:  “James Madison, el cuarto presidente de los Estados Unidos, incluyó en la constitución que cualquier individuo, para ser naturalizada como ciudadano de la unión, tenía que ser blanco y libre”. Otro aspecto que destacó fue el uso de la craneometría como medida de inteligencia, esta seudociencia dicta que el tamaño del cráneo determina la inteligencia de la persona, mientras más grande más inteligente.

“El daño que hace el racismo no es a nosotros, sino a nuestros niños. El racismo es más nefasto cuando se convierte en abuso de menores en nuestras escuelas”, expresó Medina, quien contó con la asistencia del videógrafo y defensor de los derechos humanos Pablo “Zulu” Ferrer, organizador de este encuentro en el pueblo de Río Piedras.

“Los blancos son un invento y un embuste”, insistió Medina, y yo añado que el racismo justifica la esclavitud, el colonialismo y el imperialismo.  Una conferencia a modo de segunda parte se llevará a cabo en unas semanas. Pendiente a La Cacica Cimarrona para más detalles.  Al final, los organizadores agradecieron al personal de Casa Ruth quienes se mantuvieron en pie y participando del evento hasta sus postrimerías.

Anuncios

Un comentario en “La invención de las razas: charla en Casa Ruth

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s