La colonia influye en el andamiaje ilegal que es la deuda.  De entre la gama de leyes coloniales que influyen en la esclavitud que es nuestra situación fiscal se destaca la Ley Jones, o ley 600 del 1917, también llamada Carta Orgánica.  Incluimos el enlace de dicha ley aquí. Dicha ley 600 es inconstitucional y está basada en el fraude y en el engaño, comenzando por su primer por cuanto donde reza que “el gobierno de los Estados Unidos le reconocerá progresivamente un gobierno propio a Puerto Rico”.  Gran mentira que le han achacado a las marionetas partidos políticos de turno, pero que realmente viene entronizado desde el primer día en que los yankis pusieron pie en esta tierra a base de mentiras y miedo.

El artículo 1 de la ley 600 vuelve no es cónsono con la realidad cuando estipula que se le permitirá a los puertorriqueños regirse por sí mismos. Tan reciente como el veto a nuestro reciente plebiscito. ¿A dónde se fueron los artículos derogados en el Artículo 5?  Las nuevas disposiciones de la Junta de Control Fiscal (no las del fotuto partido de turno) violentan no solo derechos naturales sino la propia Carta Orgánica de Puerto Rico, a a saber: igual protección ante las leyes, menoscabar el valor de contratos, servicio involuntario.

La colonia y la mentalidad colonia entronizada por los medios hegemónicos de comunicación, participan de entronizar una mentalidad de acatamiento y sumisión. La primera consigna es hay que hacer lo que la Junta diga.  Eso no es cierto, eso es imperialismo.  Aunque no represente una diferencia en la mente de la mayoría puesto que están conectados y programados por el locutor o el periodista que repite tal estribillo, no pasa de ser pura propaganda. Aunque el gobernador del color de turno y sus secuaces mediáticos y represivos abonen a temas secundarios de sumisión incondicional. la realidad es que no hay ley que ampare en la Isla a los Estados Unidos como gobierno. Ni la posesión de bases militares en la isla, ni su conveniente esquema contributivo en el que nos sacan largas sumas de dinero que dejan atrás a cualquier deuda de billones.  A continuación algunas de las empresas que se benefician del esquema contributivo que es la colonia y las cantidades estimadas que determinada industria o compañía dejó de pagar en contribuciones o exenciones en la Isla.

Microsoft Word emplea 177 personas en la isla, devenga unos $4 billones en ganancias anuales y se ahorra $1.5 billones anuales gracias a la triple exención contributiva que pagamos los puertorriqueños, como pagamos los salarios de la Junta de Control Fiscal aunque a la Junta la rija el Congreso.  Nuevas leyes ilegales incentivan el pillaje al fisco, con exenciones contributivas que el país no puede solventar, a sabiendas de nuestras limitadas oportunidades de cotizar directamente en mercados internacionales.   Empresas multinacionales y racistas como Coca-Cola y Walmart, asimismo se benefician de la longa contributiva que representa nuestra Isla dentro de este esquema que viene corriendo por generaciones, podría decirse desde la implementación de la Ley Jones, hoy descuartizada a conveniencia del régimen.

Cuando la tiranía es ley la revolución es orden.

Sumémosle a esta reyerta de disparidad contributiva, el hecho de que, de acuerdo con las leyes ilegales del Congreso imperialista y oligárquico (corporativo) de los Estados Unidos, es que tampoco a Puerto Rico se le permite el derecho a establecer libre comercio con el resto de los 193 países en el mundo.  Estados Unidos lo quiere todo y todo a cambio de nuestra muerte en vida.  No hay derecho natural ni internacional que ampare a los Estados Unidos aquí. El Acta Jones 600 con todo el lavado de cerebro que fue un éxito a nivel de propaganda en nuestra escuelas, no tiene ley en pleno en nuestra isla, que no sea la fuerza, el miedo, el neocolonialismo.  El mero hecho de que vivimos a nivel mundial bajo la poltrona de naciones abusadoras, el mismo bully de las escuelas, nos enfrentamos con el máximo abusador de nuestros tiempos.

Por lo pronto, a la UBS se le encuentra exenta de responder los miles de millones de dólares que se apostó sin permiso a nombre del retiro de los maestros de Puerto Rico.  El caso de UBS, o el de Miguel Ferrer, como ejemplo locuaz de que vivimos los tiempos de Batista, es digno de un documental: en el 2008 Miguel Ferrer enfrentó acusaciones por malversar o representar con carácter fraudulento, productos de inversión de dudoso valor intrínseco,  a la sazón de unos tres mil millones de dólares.  Esa cantidad no es resultado de una Lotto ni de un Pega 3 (¿a cuánto asciende esa partida Scientific Games?) esa cantidad responde al esfuerzo y el sudor de nuestra clase gremial magisterial puertorriqueña.  Nuestros maestros, así como el pueblo de Borikén, una vez recibe el desfalque de unos pocos poderosos que encima inclinan la ley de su lado.  Una ley que justifica el robo al pueblo a base de tecnicismos que justifican que el blanco le vuelva a robar al negro.

Años después, Miguel Ferrer no solo continúa en la libre comunidad sino que pasa a comprar Casiano Communications, una de las empresas mediáticas líderes en el sector industrial corporativo en Puerto Rico.  Luego de eso Miguel Ferrer pasa a formar parte de la Junta de Control Fiscal.  Un hombre que se ha evaporado el futuro de cientos de miles de maestros puertorriqueños, a lo Trump, se planta a las riendas de un sistema que aplaude la explotación, el robo y el monopolio.

$33,000 al mes es lo que recibe o recibía el Banco Popular por concepto de alquiler para las oficinas de la Junta en Puerto Rico, como $400,000 al año.  ¿Qué tal ese vandalismo?

Ahora la campaña es la de desprestigiar en lo personal para restar validez al mensaje. Invito a los de espíritu guerrero a que olviden el fango de los contrarios, busquemos a las ovejas entre el rebaño. Si somos capaces de predicar a Jesús el Cristo por milenios y hablar de su venida y de su regreso, ¿cómo no vamos a querer hablar de cómo llegamos a la situación en que estamos hoy? Discutir el hecho de que esto nos ha sido impuesto.

Para concluir este post, de otra parte Estados Unidos actúa como quien es presionado a pagarle a otro. ¿Israel?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s