LOÍZA- El activista y defensor de derechos humanos Alberto de Jesús Rodríguez, conocido por el mote de “Tito Kayak”, se dio cita en Librería Loíza para aportar su talento como perito electricista.  Tito Kayak, portavoz del movimiento Amigos del Movimiento Ambiental Revolucionario, o Amigos del M.A.R., fue sentenciado a 700 horas de trabajo comunitario por su intervención en la Huelga UPR 2010.  Su colaboración con Librería Loíza cumple con 16 horas de este requisito. Aprovechamos la visita y colaboración de Tito Kayak, en unión a Mariposa Rahe Bagua, para hacerles dos o tres preguntas en lo que colaboraban con Librería Loíza.

Tito se manifiesta dolido con el trato recibido luego de sus sacrificios durante la huelga del 2010.  Como pago a sus luchas en solidaridad con el movimiento estudiantil, Tito recibió una condena de cientos de horas de labor comunitaria, de las cuales calcula ha cumplido con unas 500 desde el 2011.

“Trabajo desde los nueve años que mi papá, Frank de Jesús “El Tiburón Mayor”, me llevaba con él a hacer distintas labores, incluyendo electricidad. Mi papá era muy diestro y bueno trabajando con sus manos. Hacía de todo”, dice Tito mientras ajusta un alambrado en las próximas facilidades de Librería Loíza.  El padre de Tito Kayak falleció a la edad de 93 años en la ciudad de Orlando, mientras su hijo ejercía una proeza como líder activista, kayakeando para denunciar la injusticia y atropello contra el preso político Oscar López Rivera, en una ruta que incluyó arribar a Venezuela.

Remontándose a esa época del año 2012, el defensor de los derechos humanos reitera su agradecimiento al pueblo venezolano, así como sus efusivas muestras de afecto y solidaridad.

Ver a un Tito Kayak sentado trabajando, luego de verlo una vida trepando postes, encaramado en camiones, en huelgas de hambre y cruzando el Mar Caribe a fuerza de brazos, es en sí una proeza.  La ironía de estar ante la presencia de un héroe nacional vituperado por un sistema servil, va más allá del dolor para llegar a la indignación. Recientemente Tito fue castigado con sendas multas, una por $200 y otra por $100, por alegadas amenazas a políticos de turno que no merecen nombrarse.  El sistema simplemente condena la lucha por los derechos humanos y se planta en contra del pobre y el menesteroso.

Alberto de Jesús, contrario a lo que muchos puedan especular, no se ha hecho millonario con esta lucha de pueblo a la que ha entregado su vida.

SAMSUNG CSCSAMSUNG CSC

Por este medio agradecemos no solo la gesta de Alberto de Jesús Tito Kayak, a lo largo de toda su vida, desde niño cuando disfrutaba de las lecciones de trabajo duro que le daba su señor padre, hasta transformar ese ejemplo en una labor patria, sino el habernos incluido como parte de sus esfuerzos por cumplir con un sistema injusto todavía regalando un poco de amor y de justicia a través de sus laboriosas manos. Gracias Mariposa, gracias Tito.

Anuncios

Un comentario en “Tito Kayak dona labor a Librería Loíza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s