EDITORIAL-Acabo de ver 13th, filme dirigido por Ava Duvernay (Selma) y producido por Netflix, disponible desde el pasado 6 de octubre. Necesito escribir para descargar el necesario mal sabor de boca que me ha dejado esta película. Una cosa es saber que el racismo existe, vivirlo en carne propia, saberlo una experiencia colectiva, ir a los foros y a los seminarios, discutirlo en los grupos por Facebook, o sea, saber que es algo mundial, eso es una cosa… Pero otra cosa es escuchar de primer orden y de primera mano que de forma verbalizada, hablando en referencia de joder a los negros… confirmar que el sistema realmente está para joder a los negros, que no es un evento aislado el hecho de que la policía haya matado a otro negro, saber que la situación de Loíza, donde la policía casi ha triplicado su vigilancia a pesar de que en Loíza para el 2011 se reportaron 45 crímenes violentos y en lo que va de año 2016 no llegan a 15, o sea que han bajado los crímenes violentos en Loíza, pero triplican la vigilancia policíaca.

Los veo todas las mañanas retozando sus uniformes, los soldados del imperio, blancos.  No hay un solo policía negro en la blanca policía de la negra Loíza.  No hablamos de Loíza como un pueblo que sufre uno de los más constantes y despiadados abusos por generaciones.  Cómo se abusa con los jóvenes de Loíza negándoles paridad educativa, ¿qué tal luchar por esa equidad?

dsc02559
Ya no hablamos de Loíza. Foto tomada en el estudio del maestro artesano Samuel Lind.

¿Y qué tiene que ver eso con la película? Todo, absolutamente. Ahora entiendo por qué la policía nos dice a los líderes loiceños que nos van a aumentar la vigilancia (o sea, más helicópteros a cualquier hora y más policías verificando marbetes y licencias en nuestra única carretera).  Saber que no es una casualidad sino un plan.   Una cosa es ser racista por razones que uno como persona no sepa explicarse, pero manejar un sistema a propósito para afectar a un sector de la población en particular. Habría que llegar a la conclusión de que el capitalismo es racista en su fase.

El filme “13th” detalla con evidencia documental -grabaciones y entrevistas- cómo el racismo permea los inicios de la nación estadounidense. El contexto histórico de la producción invita a explorar el racismo en la antigua Roma, por ejemplo. Encontramos que el racismo se documenta desde tan temprano como el siglo ocho.

El racismo como componenda del capitalismo es una píldora difícil de tragar. 13th denuncia cómo el sistema esclavista no fue abolido sino transferido al sistema carcelario estadounidense a través de la decimotercera enmienda. Cuando los negros representan una quinta parte de la población pero conforman casi la mitad de la población penal cabe preguntarse si lo hacen con toda la intención de dañar a la población negra. La producción de Duvernay, incluye entrevistas con estudiosos de tema racial, como Angela Davis, así como políticos, asesores de campaña, entre horrendas estadísticas de la población carcelaria que al momento se prepara para rebasar los 2.5 millones.

La población estadounidense es de unos 325 millones de habitantes. Estados Unidos encabeza el listado del país de más grande población penal, más que China y que la India, aunque estos países rebasen por mucho la población EEUU con 1.3 billones de habitantes aproximadamente. China tiene 1.6 millones presos, India no llega al medio millón de presos con igual población que China.

ava
El filme de Ava Duvernay es el primer documental en inaugurar el New York Film Festival.

La película explora las legislaciones que llevaron al alza dramática en la población penal en los Estados Unidos al punto de que presidentes como Bill Clinton tuviesen que aceptar que fue un error el adoptar campañas como “guerra contra las drogas” que enfocaron en la población negra e hispana en los Estados Unidos.

13th refiere a la decimotercera enmienda constitucional que detalla que nadie será sometido a esclavitud a menos que sea apresado.  El convicto, aunque cumpla su condena, queda por siempre fuera del sistema, aun cuando haya pagado su deuda con la sociedad, no se le permite reingresar en ella, o votar en cualquier caso.  Al momento 65 millones de personas en los Estados Unidos tienen récord criminal. Cuatro de cada cinco arrestos en el 2005 fue por posesión de drogas (mic.com). Una quinta parte de la población es negra pero conforman el 40% de la población penal.

Entrevista a Ava Duvernay sobre el filme.

Las condiciones de trato infrahumano y otros asuntos más graves como la pobre alimentación y las condiciones de esclavitud, que incluyen a las familias inmigrantes encerradas, llevaron a la población penal a organizar una de las más grandes protestas organizada por reos. Los prisioneros habrían tomado posesión de Attica para exigir justicia obrera. La constitución no los reconoce como empleados porque son presidiarios. Hay presos devengado 12 centavos por hora cortesía de mogules como Walmart, ATT, Coca-Cola y otros.

Estados Unidos a todas luces corre montando en el engranaje esclavista si se toma en cuanta que su producto agrícola lo recogen en su mayoría inmigrantes ilegales que aunque fuesen naturalizados, la ley tampoco le reconoce a los recolectores de frutos el derecho a unionarse.

El capitalismo es racismo.

13th

pickingfruit

Vea más sobre Ava Duvernay aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s