LOIZA- La Oficina de Turismo del Municipio de Loíza y su directora Wanda Lacend reiteraron su compromiso con la cultura al otorgar con carácter póstumo a la figura de don Castor por medio de sus sobrevivientes, con el máximo reconocimiento loiceño: Las Llaves Culturales de la Ciudad.  El homenaje se otorgó durante el Séptimo Bombazo Loiceño que fue amenizado por el talentoso grupo de bomba La Resistencia, Marcos Tortolo y sus Tambores Calientes, y Dulce Coco quien destacó al cierre de este concurrido festival de pueblo.

Un interesante y detallado recorrido de la vida y ejecutorias de don Castor Ayala fue leído por la funcionaria municipal, quien también agradeció en lo personal en conjunto con todos los miembros de la familia Ayala. Valdría el esfuerzo sacar una tarde en algún batey para listar los ya nietos de la familia que también despuntan tanto en Puerto Rico como en otros litorales.

SAMSUNG CAMERA PICTURES
Momento en que miembros de la Familia Ayala reciben merecido reconocimiento.

El homenaje póstumo incluyó un extenso detalle de las ejecutorias de don Castor y su Ballet Folklórico Los Hermanos Ayala, el cual pueden ver en parte aquí.  Don Raúl Ayala, ante el ruego de los presentes, tuvo a bien unas palabras que sonaron algo como: “Estamos hijos y nietos comprometidos con esta lucha cultural”.  En compañía de su sobrino Marcos Ayala, su hijo Raúl José Ayala, la maestra de bomba Sheila Osorio y Myra Galíndez, quien también tuvo emotivas palabras para don Castor y la Familia Ayala.

Vea aquí foto de don Castor Ayala por Méndez Caratini (1975), colección Museo de Arte de Puerto Rico.

Entre los muchos logros de don Castor Ayala está el haber desarrollado la técnica para extraer tintes naturales de frutos o de hojas disponibles en su entorno. Don Castor Ayala supo hacer lo mejor que supo con todo lo que tuvo a su disposición. Y en el hacer de empuñar el machete para pelar el coco, para enseñar a otros a continuar esa herencia, en ese hacer está el gran legado de don Castor Ayala.

Don Raúl Ayala hizo lo que pudo por reconocer a cada uno de los integrantes, tanto de la familia Ayala, como integrantes del Ballet Folklórico Los Hermanos Ayala, que originalmente fundara su padre bajo el nombre de Los Bomberos de Loíza.

El mundo del espectáculo entendía que bomberos eran los que venían a apagar el fuego, así que don Castor debutó con un ballet folklórico. Con siete generaciones de los Hermanos Ayala, confiamos en que a Loíza le queda cultura para rato y más familias por despuntar.

El evento incluyó además un homenaje a Lenis Mariana Ramos por su labor en resaltar nuestra cultura afrocaribeña a través del instrumento y accesorio que es el turbante.

Para más fotos y detalles de eventos como este, pida su revista comunitaria La Cacica Cimarrona en su establecimiento favorito, o consígala en Quality Mart en PR-187, Taller Estudio Samuel Lind, Corporación Piñones se Integra, Escuela de Bomba Rafael Cepeda Atiles, Salón de belleza Zeretas en la parada 18 en Santurce, Restaurante El Parrilla, La Torre de Pizza en la Avenida Campo Rico, Restaurant El Flamboyán, al pasar Sandy Hills en dirección a Fajardo, entre otros.

Para anunciar su evento aquí, escriba a lacacicacimarrona@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s