Centenaria celebración loiceña: doña Ina

Picture4Gracias a la invitación de los cien años de vida de doña Cristobalina Carrasquillo Cepeda, bastión de la familia que se ubica aledaño al conocido sector Las Casitas en Loíza.
“Es una bendición tenerla”, dijo una de las invitadas al fabuloso festejo y amiga de la infancia de la familia.  Me habló de cómo pasó su niñez visitando el batey de doña Cristobalina, Ina, para sus más allegados.

Quiero sacarle todas las fotos que pueda a doña Cristobalina. ¡Y a ella le encantan las fotos!  “Ay miapallá, ¿quién está ahí?”, me dice, celebrándose ella misma su imagen retratada. Quiero seguirla retratando, en su balcón. Quisiera haber pasado el día con ella… retratarla en su patio y en su ir y venir de mantener la energía del lugar. Porque son muchas las vidas que basanCristobalina100 su energía en el amor y la disciplina y la fuerza de doña Cristobalina.

“Ahí donde tú la ves, te mete un pescozón si te lo ganas”, advierte uno de sus nietos y guerrero cultural José Elicier, conocido como DJ Junny.  Mientras, doña Cristobalina me hace ojitos como quien pide más fotos, porque nunca son suficientes fotos para quien cumple sus primeros cien años de vida.

Y en el caso de doña Ina, no queda claro si son cien o si son más. Su fecha de nacimiento quedó oficialmente registrada cuando contrajo matrimonio una generación atrás. Claro que algunos recuerdos al tiempo se borran, como a qué escuela elemental ella fue cuando niña. Habría que hacer el estudio de la cantidad de escuelas disponibles en Loíza para la época en que doña Ina se criaba.

En el mientras tanto, la familia una cercana y otra que lleva un tiempo sin verse, se aglomera en el batey elegantemente decorado por hijos, nietos y bisnietos de doña Ina. Todos arropados por el deseo máximo de aportar a tan memorable ocasión.

Y lo lindo de cómo en una persona se resume la descendencia y el carácter de una comunidad. Con casi diez hijos vivos y tantos otros fallecidos, la primera generación de doña Ina pudiese sumar casi veinte hijos, aunque está por confirmarse. Baste decir que la joven centernaria vive para ver su generación de chornos, término que se usa para definir a los que vienen después de los tataranietos.

Un gran bizcocho conmemorando el evento recoge el cariño demostrado en un siglo de vida.  Doña Ina, recibió no solo regalos, sino oraciones y canciones, en una gran festividad que evidenció el amor de una gran familia loiceña. Felicidades en su centenario a doña Cristobalina Carrasquillo Cepeda.
Picture6

Anuncios

2 comentarios en “Centenaria celebración loiceña: doña Ina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s